¿Cuáles son los tipos de cierres metálicos que existen?

Si necesitáis saber cuáles son los tipos de cierres metálicos que están a la venta estos días, entonces en el presente artículo podréis conocer un poco de cada uno de ellos de manera resumida. Así, al daros a conocer un poco de cada uno de los tipos de cierres, podréis elegir sin problema el que mejor se adapte a vuestro negocio.

Primero que nada, ¿Qué es un cierre metálico?

Este objeto es una cortina de metal que os permitirá cerrar vuestro negocio y protegerlo de posibles intrusos o ladrones, que intenten entrar en el mismo. Así, dentro de los tipos de cierres metálicos podemos encontrar una gran variedad de modelos entre los que podéis elegir, como los que os vamos a enlistar a continuación.

Cierres metálicos enrollables

Posee una técnica de cierre muy sencilla. Su sistema se enrolla como lo hace una persiana cuando abramos el cierre. Mientras que por otro lado, al momento de cerrar el negocio, la cortina se desenrolla con la finalidad de cubrir el espacio que os permitirá entrar en él.

Cierres metálicos automáticos

Por su parte, los cierres metálicos automáticos son iguales al tipo anterior, con el mismo sistema de seguridad del cierre. Sin embargo, para los automáticos la apertura en lugar de realizarse de forma manual, se realiza automáticamente. La diferencia entre ambos radica en que este es mucho más cómodo de utilizar: se abre con un botón, se introduce una llave o se pulsa el mando a distancia, y de esta forma, el cierre se comenzará a abrir a o cerrar por sí mismo.

Cierres metálicos de aluminio

Su diferencia está en su tipo de material. Su persiana se fabrica en aluminio.

Cierres metálicos ciegos

Este tipo de cierre tiene la particularidad de que no permite que otras personas vean lo que hay en el interior de vuestro establecimiento. Podréis encontrarlo en su versión automatizada o manual. En la versión automática el costo puede ser más elevado.

 

Cierres metálicos de concha

Este tipo de cierre ha sido diseñado con diferentes grosores de barras. Su sistema se caracteriza por poseer uniones que se realizan con grapas de aluminio de alta resistencia. Este tipo de cierre metálico sí permite que otras personas puedan ver en el interior de vuestro negocio.

Cierres metálicos de lama plana

Estos cierren se presentan como enrollables. Su particularidad radica en que este modelo se fabrica con piezas de aluminio de extrusión y posee un tubo de acero. El mismo es usado como ensamblaje. Dentro de esta categoría podemos ver los cierres de pletina plana cruzada, pletina plana lineal simple o pletina plana doble, la cual es quizás, la más segura de esta categoría.

Cierre metálico micro perforado

Estos son bastante parecidos a los cierres ciegos. Ambos son muy seguros, pero su principal diferencia respecto al anterior es que sí hay visibilidad tanto en el interior como en el exterior de vuestro negocio. Muchos comercios tienden a usar este tipo de cierre metálico por su alta seguridad.

Cierres metálicos troleados

Ofrecen una óptima visibilidad interior del comercio, pero sin descuidar la seguridad. Posee unas dimensiones altas, al igual que su grosores, los cuales hacen del cierre que este sea altamente resistente,

Cierres metálicos de tijera

Se especializan en que su modo de apertura puede ser lateral o central, aunque también podéis comprar el modelo de giro. Los cierres metálicos de tijera ocupan el menor espacio posible. Es ideal si buscáis un modelo que ocupe poco espacio una vez ha sido abierto.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Su sistema parte de un modelo tradicional, sin embargo, se diferencia de los demás cierres por ser fabricado con acero inoxidable. Es mejor que observéis el grosor antes de adquirir este modelo, para determinar si podría ser resistente a la presión.

Cierres metálicos galvanizados

Estos cierres son similares a los convencionales, solo que se fabrica con pintura galvanizada.

¿Qué tomar en cuenta al comprar un cierre metalizado?

En primer lugar, los cierres metálicos deben ser siempre de las medidas de vuestro establecimiento. Por esta razón, os aconsejamos que a la hora de contratar a un cerrajero profesional procuréis que tome las medidas adecuadas y que os instale el cierre elegido. Por otro lado, os recordamos seleccionar bien el tipo de cierre metálico de acuerdo a las necesidades de vuestro negocio o inmueble.

Finalmente, deberéis elegir bien el material del cierre metálico y, además, su grosor. Pensad en la seguridad de vuestro negocio, ya que algunas veces es mucho más conveniente invertir un poco más para tener garantizada una protección plena, y poseer la tranquilidad de que el negocio estará bien resguardado.